Creo que, de todas maneras, aunque no me viese obligada a levantarme cada mañana para ir a trabajar casi de noche, si no tuviera que soportar todos esos motores y polvo de fábrica, la pastosidad en la boca, las malas caras, seguiría levantandome de madrugada y miraría tu espalda, sólo para sentir un latigazo en el sexo y el agradable hormigueo de saber cuánto te odio y cuánto te amo, cuánto me gustaría anestesiarte la boca a besos y arrancarte uno a uno los dientes. Que lo haría para recostarme sobre tu torso y acompasar mi respiración con la tuya, o simplemente para darme cuenta de que sólo en tus ojos puedo ver ciervos azules copulando.

Anuncios

Acerca de ehrre

- ¿las vivencias de su vida? - no, de subida - oh Ver todas las entradas de ehrre

4 responses to “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: