Noto a alguien al otro lado de la puerta. No toca el timbre, se limita a acariciar la superficie con los dedos y a hacer pequeñas mue(s)cas en el marco lo suficientemente profundas para que pueda verlas en cada vuelta del trabajo. No sé cuánto tiempo lleva desde que regresó, ni siquiera si llegó a irse en algún momento, pero provoca en mi cabeza y mi tripa un revoltijo de sensaciones opuestas que se traducen en ahogos y ganas de gritar para el resto del cuerpo.  Abro la puerta y se cuela un verano con sabor a charcos estropeados y bufandas pisoteadas. Sigue arañando la puerta, lenta y rítmicamente. No me mira, ya no, está absorto en un puzzle desmadejado de fotografías rotas en el suelo. “Las fotografías no importan” – le digo – “las fotografías no son más que un trozo de papel… por más que las guardes, nunca quedará lo que no tenga que quedar”. Sigue sin mirarme mientras yo decido pegar la oreja en la rendija que queda junto a sus bisagras. Respira con calma y su cuerpo produce un sonido entre mecánico y musical, como si tuviera mil soplos internos silbando al compás. Coloco mi mano en su cuello estratégicamente, allí donde tantas veces anidó mi sueño, y noto el latir de su arteria principal entrecruzándose con las líneas de mi mano. Así pasan diez, veinte, cincuenta minutos hasta que al fin se detienen las mil pelotas de colores rebotando en el estómago. Quiero que entre. ¿Qué traerá esta vez? ¿Qué se va a llevar? Ahora soy yo la que araña la madera. Sólo intenta ser cortés. Podría haberse colado en cualquier descuido, pero prefirió esperarme en el umbral de mi memoria, raspando el marco de mi puerta mientras construía  una estructura formada por interrogantes, trozos de acero, monosílabos, hilos de papel y puntos suspensivos. Cada vez más gruesa. Cada vez más densa. Y mis piernas lo suficientemente abiertas. Y su capacidad de mímesis lo suficientemente desarrollada como para volverse vi(ol)ento y colarse por debajo de la puerta. No necesita llaves. Y lo sabe.

Anuncios

Acerca de ehrre

- ¿las vivencias de su vida? - no, de subida - oh Ver todas las entradas de ehrre

3 responses to “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: