Te siento, sin conocerte, como una titánica resaca de esas de mirar al techo durante horas, extasiados y agotados a partes iguales, con el cerebro ardiendo y el alma suplicando clemencia por las esquinas. Y noto el espesor de nuestro pelo chocando contra cabezas muy pequeñas, pequeñas como pequeñas partes del Universo, y gravemente perjudicadas, como él.

 

Anuncios

Acerca de ehrre

- ¿las vivencias de su vida? - no, de subida - oh Ver todas las entradas de ehrre

One response to “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: