A veces

crees que deberías dejar de emborronar tu lengua

y sin embargo

rellenas una y otra vez la copa (v i c i o s a) de su ombligo

para ahogarte en un desborde de pecado

en las letras entintadas de su súplica:

“bebe cielo, bebe” 

y jugar con las ambigüedades

a golpe de quiebro de cintura

deseando que respire con sus manos tus silencios de zorra

mientras te fuma la boca y pervierte el tiempo que te viste

de pies a cabeza

con un mantel de cuadros rojos y blancos

y las velitas de colores

(para dos)

que nunca hemos encendido

conteniendo un cuerpo que arde poco a poco

y que acabará hecho cenizas.

Anuncios

Acerca de ehrre

- ¿las vivencias de su vida? - no, de subida - oh Ver todas las entradas de ehrre

3 responses to “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: